Las medidas energéticas implantadas en el HURH preven un ahorro del 35%

Desde que el Hospital Universitario Río Hortega comenzara su funcionamiento en 2009, se han ido implementando diversas medidas de eficiencia energética que han permitido reducir el consumo de gas natural y electricidad en un 30%. Las acciones previstas en el eje energía que se están llevando a cabo en el marco del proyecto LIFE Smart Hospital continúan con esta trayectoria de optimización y ahorro en los consumos

El Hospital dispone de cuatro calderas equipadas con quemadores modulantes en función de la demanda térmica. A partir de enero de 2016, el Proyecto implantó un control digital de la combustión, que permite ajustar el aire introducido por el quemador en la caldera al nivel requerido en cada momento por el punto de funcionamiento del quemador, lo que está permitiendo un ahorro eléctrico y térmico.

smart hospital eje energíaPor otro lado, a principios de año se ha implantado el control de encendido de las luminarias en los vestuarios y los pasillos de consultas externas mediante la tecnología DALI. Además, tanto en estas dos zonas como en las urgencias, paritorio y bloques de hospitalización, se han instalado alumbrado LED. Estas medidas supondrán un ahorro mínimo del 10% sobre el consumo previo al LIFE Smart Hospital.

Otra de las medidas que se han implementado en el marco del Proyecto ha sido la optimización de la ventilación en los quirófanos del hospital (17 unidades y dos salas de cirugía menor). Según la normativa vigente la climatización de estos espacios se debe realizar en sobrepresión y con niveles de ventilación de aire filtrado de 20 veces por hora. En el marco del proyecto LIFE Smart Hospital se ha reducido a 10 veces la renovación de aire de los quirófanos cuando no se están utilizando.

smart hospital planoTambién se ha optimizado la climatización de los pasillos. Antes del proyecto LIFE los climatizadores funcionaban calentando en invierno y enfrinando en verano el aire que pasaba a través de ellos en función de unas consignas establecidas en el aire de retorno. Esta forma de funcionamiento exigía que los ventiladores de los cimatizadores trabajaran siempre que la climatización estaba funcionando, independientemente de si había o no que aportar calor o frío, lo que suponía un consumo energético inútil. En el marco del Proyecto, se han implantado los elementos necesarios para reducir el caudal de aire impulsado con mayor salto térmico. Se estiman grandes ahorros, especialmente cuando las condiciones exteriores sean suaves, como en otoño y primavera.

Por último, dentro del eje energía, el proyecto ha cambiado los motores sobredimensionados existentes de climatización del HURH por otros más eficientes y que se ajustan a las curvas de demanda reales.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 1 =